Antecedentes Real Zaragoza vs C.A. Osasuna

El domingo 15 de octubre de 2017, el Real Zaragoza se enfrentará en el estadio municipal de La Romareda al Club Atlético Osasuna, uno de los rivales con los que más veces ha jugado a lo largo de la historia.  De hecho, será el partido número 50 entre ambos clubs en la capital del Ebro.

En los 49 duelos anteriores ha existido una clara tendencia local: 33 victorias del Real Zaragoza (68%), 7 empates (14%) y 9 victorias osasunistas (18%).  El Real Zaragoza anotó 93 goles (casi dos por partido) y el Osasuna 46.

En esta tabla podemos ver por orden cronológico todos esos partidos oficiales entre Real Zaragoza y Osasuna en la capital del Ebro, con indicación de la temporada y torneo al que pertenecen, la jornada o ronda, la fecha, el resultado final y los goleadores del Real Zaragoza en cada uno de los partidos:

Dado que sería interminable comentar uno por uno esos 49 partidos, me limitaré a los hechos más destacables de algunos de ellos.

El primer partido entre blanquillos y rojillos se disputó en el viejo Campo de Torrero el 6 de noviembre de 1932, en la primera temporada de la historia del Real Zaragoza. Ambos equipos coincidieron en la octava jornada del Torneo Mancomunado Guipúzcoa-Navarra-Aragón (la foto que encabeza este post corresponde a ese partido).  Según señalan los periódicos de la época, el partido tuvo pocos momentos difíciles para el Zaragoza que se impuso por un claro 3-0.  Ni aun cuando Osasuna, acuciado por los tantos en contra, se lanzó a una ofensiva desesperada, hubo inminente peligro para la meta defendida por Osés.  En cambio, el portero osasunista Baraibar, pudo librarse de más graves acechanzas gracias a los postes.  Fue por tanto indiscutible el triunfo de los locales, por un tanteo fiel reflejo de sus superioridad sobre el combinado osasunista.  Acaso pueda achacarse escasa vistosidad a las jugadas que hicieron funcionar el marcador, pero hubo otras muchas que resultaron infructuosas por milímetros.  Marcaron para el Zaragoza Juanito Ruiz (en dos ocasiones) y Anduiza.  Aquí os dejo la ficha técnica del partido:

Más accidentado fue el segundo partido entre ambos equipos en la siguiente temporada (1933/1934), también en el Torneo Mancomunado.  Se disputó en Torrero el 10 de septiembre de 1933, coincidiendo con una jornada de huelga de los árbitros aragoneses.  El diario vasco Excelsius hablaba del partido en los siguientes términos: "En el partido de Torrero hubo una auténtica huelga de brazos caídos de árbitros aragoneses. Hubo una huelga en un partido de tan reñida competencia como el que se iba a jugar y con el ambiente tan denso como estaba.  Gracias a que es un espectáculo ingenuo y extranjero, que si no anteayer en Torrero hubiera habido un mítin.  Imagínese que en los toros se niegan a salir los picadores en el momento de salir el balón -digo, el toro-, y hagan un cálculo de la marimorena que se organiza.  En Torrero no pasó nada.  Los árbitros aragoneses se negaron a salir y los Clubs se pusieron de acuerdo para que un jugador reserva de cada bando se encargara de su cometido.  Fue una fórmula excelente.  Los chicos lo hicieron mejor que los árbitros.  Cada cual tiró para los suyos cuando pudo, pero con todo candor, con una inocencia virginal admirable.   Y todo quedó compensado.  Por nosotros, los árbitros pueden quedarse para siempre en casa". Algo impensable hoy en día en un fútbol tan profesionalizado.  En la primera parte, que finalizó con empate a un gol tras los tantos de Tomás para el Zaragoza y Paco Bienzobas para el Osasuna, hubo algunos incidentes que determinaron la expulsión de Urdiroz II y de Juanito Ruiz, que no guardaron las formas convenientes.  Un gol de Anduiza a la media hora de la segunda parte, le dio la victoria al Real Zaragoza por la mínima (2-1).   Aquí tenemos la ficha técnica y una imagen del partido:

Tras el ascenso del Zaragoza a Segunda División, la primera vez que ambos equipos se vieron las caras en la categoría que ostentan actualmente fue el 10 de febrero de 1935, en la jornada 10 del Grupo II de Segunda División.  En esta ocasión se repitió el resultado del enfrentamiento anterior, es decir, nueva victoria zaragocista por 2-1 con goles de Gárate y Tomás para el Zaragoza.  Previamente se había adelantado Osasuna en el marcador con un gol de Vergara

La primera victoria osasunista en campo aragonés se produjo en el Campeonato de Copa de España, concretamente el 2 de junio de 1935 en el partido de ida de los Cuartos de Final de esta competición.  La amenaza de agua que hubo durante todo el sábado y la mañana del domingo, y que se vio confirmada en el transcurso del partido, no retrajo a los aficionados aragoneses, que llenaron por completo el terreno de Torrero.  El resultado que produjo la lucha (1-3 para los navarros), fue considerado por la prensa local como justo, porque en la mayor parte de la contienda fueron los dueños de la situación.  Aunque se adelantó muy pronto en el marcador el Zaragoza gracias a un gol de Amestoy, el extremo izquierda navarro Catachús puso el empate a la media hora de juego.  Poco antes del descanso, el medio centro aragonés Pelayo desaprovechaba una pena máxima.  Ya en la segunda parte, dos goles del delantero centro osasunista Vergara, dejaron el marcador en el definitivo 1-3. 

Se jugaron otra serie de partidos entre ambos equipos, entre ellos el del 5 de diciembre de 1943, correspondiente a la 10ª jornada de Liga del grupo Norte de Segunda División y en el cual se produjo la mayor goleada a favor del Zaragoza hasta ese momento, un contundente 4-0.  A pesar de jugar el conjunto aragonés sin algunos de sus titulares más valiosos, dominó fácilmente al Osasuna.  El primer tiempo terminó 1-0 favorable al Zaragoza, gracias a un gol de Cecilio Aldana a los 18 minutos.  En la segunda parte el dominio local fue intensísimo, y consistió en un continuado ataque a la meta pamplonica, lo que propició tres nuevos goles locales anotados por Herrero, Macala y Galvany II.  Aquí vemos la fichas y unas imágenes de este partido publicadas por el Semanario Gráfico Marca:

El 7 de octubre de 1956 se producía el 15º enfrentamiento entre aragoneses y navarros, el último que se disputó en el viejo campo de Torrero y el primero en el que ambos equipos militaban en Primera División. El Real Zaragoza cayó derrotado en esta ocasión por 0-2, una derrota merecida, no por mal juego del equipo local, sino por la indiscutible superioridad del Osasuna, que hizo una gran exhibición frente a un rival desorganizado y sin la rapidez de otros partidos.  Los goles navarros fueron marcados por Sabino y Glaría II. Aquí podemos ver un par de imágenes del partido:

Un año más tarde, el 10 de noviembre de 1957, se volvían a ver las caras ambos equipos de nuevo en Primera División.  Fue el primer choque disputado en el recién estrenado estadio de La Romareda y en esta ocasión se impusieron los blanquillos por 2-0 gracias a los goles de Wilson y Vila para el Real Zaragoza.  Aquí os dejo la crónica del Diario Marca con un par de imágenes del partido:

El 5 de noviembre de 1961, en la 12ª jornada de Liga de Primera División, se produjo el enfrentamiento con el mayor número de goles entre Real Zaragoza y Osasuna.  Los blanquillos se impusieron por 6-3 en una magnifica actuación.  El primer tiempo finalizó con 3-0 para los locales, tras los goles de Duca y Murillo (2).  En la segunda parte se lesionó Seminario, que hizo de figura decorativa el resto del encuentro.  A pesar de ello, fue él quien marcó el cuarto gol a los dos minutos.  El quinto fue obra de Murillo y el sexto, de nuevo, del lesionado Seminario.  Todos imparables según comenta el Semanario Gráfico Marca en el recorte que vemos a continuación. Luego se relajó el Zaragoza y en los últimos diez minutos el Osasuna marcó tres goles por mediación de Fusté (2) y Hormaeche

Otro de los enfrentamientos destacados entre Real Zaragoza y Club Atlético Osasuna se produjo el 17 de octubre de 1982 (4-0 para el Zaragoza).  El paraguayo Raúl Amarilla quiso emular a Murillo en el partido antes comentado de 1961 y logró tres de los cuatro goles con los que el conjunto aragonés vapuleó al navarro.  El argentino Jorge Valdano logró el otro gol del Zaragoza. 

El 18 de octubre de 1992 se disputó un bonito duelo en La Romareda con el resultado final de 3-2 para el Real Zaragoza.  El partido se puso muy de cara para los locales que a los 39 minutos del primer tiempo ya ganaban por tres goles a cero gracias a los tantos de José Aurelio Gay, Gustavo Poyet y Moisés.  Pero un gol de Martín Domínguez poco antes del descanso y otro de Aguilá a los 18 minutos del segundo tiempo, pusieron emoción al marcador que finalmente sonrió a los intereses aragoneses. 

Otro partido con un buen número de goles fue el disputado el 14 de enero de 2001.  El Zaragoza, dirigido por Luis Costa, se impuso por 4-2 y encadenaba dos meses sin perder ningún partido.  El canterano César Jiménez (malogrado para el fútbol por culpa de una indignante entrada del madridista Luis Figo), fue el encargado de abrir el marcador a los 8 minutos de juego al cabecear picado un libre directo ejecutado por el Toro Acuña.  Ocho minutos después, José Ignacio supera de forma magistral la salida de Nuno picando el balón por encima del guardameta rojillo.  A los 24 minutos, Juanele, de volea cruzada desde la frontal del área puso el 3-0.  Recortó distancias Alfredo para el Osasuna a la media hora de juego y poco después, Iván Rosado ponía incertidumbre al marcador al lograr el segundo gol de los rojillos.  En la segunda parte, a los 19 minutos, Juan Eduardo Esnaider transformó un penalti cometido por Llorens sobre Juanele. 

También en Primera División, el 1 de mayo de 2005, el gran delantero asturiano David Villa, fue el protagonista de la goleada (5-1) que el equipo dirigido por Víctor Muñoz le endosó al Osasuna de Javier Aguirre.  El equipo navarro, con la temporada a punto de finalizar, ya lo tenía todo hecho y estaba más pendiente de la vuelta de las semifinales de Copa frente al Athletic.  Villa marcó dos goles y completaron el marcador Savio Bortolini, Óscar González y David Generelo.  Por los navarros anotó Moha. El Zaragoza se colocaba a 4 puntos de Europa a falta de otras tantas jornadas.  Aquí vemos la crónica del diario Marca:

El último enfrentamiento de ambos equipos en Primera División se remonta al 22 de septiembre de 2012. Y también la última victoria del Real Zaragoza frente al Osasuna en La Romareda.  El portugués Helder Postiga adelantó en el marcador a los blanquillos en el minuto 4 de la primera parte.  A los 29 minutos, Armenteros logró el empate para los navarros y justo antes del descanso, un centro de Víctor Rodríguez lo desvió Timor a su propia portería.  Ya en la segunda parte, Apoño, de penalti, ponía el marcador en el 3-1 que sería definitivo. 

El último enfrentamiento en La Romareda entre Real Zaragoza y Osasuna se remonta al 20 de septiembre de 2015, en la quinta jornada de la Liga en Segunda División.  Un solitario gol de Nino (0-1), que le tenía tomada la medida al Zaragoza, abría una profunda crisis en el Zaragoza.  Todo lo contrario que su rival, Osasuna, que se marchó de La Romareda más líder que nunca y, de paso, dejó muy tocado al Real Zaragoza, que sumaba su segunda derrota consecutiva en casa. La afición blanquilla explotó en contra de su equipo y de Ranko Popovic, que se quedaba en una situación delicada tras lograr sólo una victoria en las cinco primeras jornadas de Liga.

Este domingo, 15 de octubre de 2017, el Osasuna se presenta de nuevo en La Romareda como líder de la categoría con 18 puntos, tal y como ocurrió hace dos años en la última visita de los navarros.  Pero este año las sensaciones que produce el equipo de Natxo González son muy diferentes, con el optimismo instalado por bandera tras dos victorias consecutivas frente al Numancia y al Lorca FC.  Esperemos que el último día de las fiestas del Pilar, los zaragocistas lleguen a su casa con una sonrisa de oreja a oreja por una nueva victoria de su equipo.  El rival no lo pondrá fácil, pero la historia juega a nuestro favor.......