Antecedentes Real Oviedo-Real Zaragoza

El próximo lunes, 2 de octubre de 2017, se enfrentan en el Estadio Carlos Tartiere dos rivales que han coincidido en numerosas ocasiones a lo largo de la historia en la capital asturiana, concretamente en 41 partidos oficiales. El partido corresponde a la jornada 7 de la Liga 1/2/3, una competición en la que el Real Zaragoza no está teniendo suerte hasta el momento ya que tan solo ha conseguido 5 de los 18 puntos que ha disputado. El Real Oviedo, por su parte, ha logrado 3 puntos más que los blanquillos, tras conseguir dos victorias y dos empates en las seis jornadas previas.

Como he dicho, asturianos y aragoneses se han enfrentado en 41 ocasiones a lo largo de la  historia en partidos oficiales en la capital del Principado. Este es el desglose, por competiciones, de estos enfrentamientos:

Por tanto, como podemos apreciar, los antecedentes son muy favorables al equipo asturiano, que acumula un 68% de victorias en su estadio frente al conjunto aragonés, con un 17% de empates y apenas un 15% de victorias zaragocistas.

La relación completa de partidos disputados por Real Oviedo y Real Zaragoza aparece reflejada en la siguiente tabla:

El primer partido oficial entre ambos equipos en tierras asturianas se disputó el 26 de mayo de 1935. Fue un duelo correspondiente a los Octavos de Final (vuelta) de la Copa de España. El Zaragoza se había impuesto una semana antes en Torrero al Real Oviedo por dos tantos a cero, gracias a los goles de Amestoy y Juanito Ruiz en la primera parte. Aquí podemos ver una Instantánea de ese partido:

Esta ventaja fue suficiente para el cuadro maño ya que el citado primer partido oficial en Oviedo, finalizó con el resultado de 1-0 para los asturianos. Por tanto el Zaragoza, pese a perder, se clasificaba para los Cuartos de Final de la Copa.

Tuvieron que pasar cinco años y medio para que Oviedo y Zaragoza volvieran a verse las caras. Fue concretamente el 24 de noviembre de 1940 cuando ambos equipos jugaban en Buenavista el partido correspondiente a la novena jornada del Campeonato de Liga de Primera División.  El partido fue todo un espectáculo, con un total de nueve goles, cinco para el Oviedo (dos de Pedrín, otros dos de Antón y uno de Herrerita de penalti) y cuatro para el Zaragoza (tres de Vilanova y uno de Doro).  Esta es la ficha del partido:

Dos años más tarde, y tras un nuevo ascenso a Primera, el Zaragoza visitaba de nuevo el feudo ovetense. El 13 de diciembre de 1942, en partido correspondiente a la jornada 12 de Primera División. El resultado final fue de 1-1, con goles de Herrerita para el Oviedo y Amestoy para el Zaragoza, con una extraordinaria actuación del guardameta zaragocista Valero

Un nuevo descenso del Zaragoza a Segunda División, abrió otro paréntesis de enfrentamientos entre ambos equipos, que no se volverían a ver las caras en Buenavista hasta el 20 de abril de 1947 en partido correspondiente a los Dieciseisavos de Final (ida) de la Copa del Generalísimo. El Real Oviedo se impuso en esta ocasión por 3-1Domingo, por partida doble, y Emilín fueron los goleadores del Oviedo y Mariano Uceda marcó el único tanto zaragocista. Esta
es la ficha técnica de aquel partido.

La primera vez que ambos equipos coincidieron en la actual categoría, es decir, en Segunda División, fue el 17 de diciembre de 1950. En ese partido, disputado en Buenavista, se repitió el resultado del anterior enfrentamiento copero, es decir, 3-1 para el Real Oviedo. Con el estadio de Buenavista convertido en un barrizal y donde era dificilísimo jugar al fútbol, ambos equipos se batieron sin desfallecimiento. Los goles del Oviedo fueron obra de Riestra, por partida doble y Echevarría. En tanto zaragocista lo anoto el oviedistas Falín en propia meta.

Un nuevo duelo en la máxima categoría del fútbol español se produciría entre Real Oviedo y Real Zaragoza el  5 de octubre de 1952.  Ese día se disputaba la jornada 4 de Liga y el conjunto local se impuso por 3-2 a los blanquillos con dos goles de Sará y uno de Falín para el Oviedo, mientras que para el Zaragoza marcaron Sarossy y Noguera.  El portero zaragocista Pita fue el mejor del partido.

Ambos equipos descendieron a Segunda División y se vieron de nuevo las caras en Buenavista el  7 de noviembre de 1954  en partido correspondiente a la jornada 9.  Una victoria fácil de los locales que se impusieron por 3-0 con goles de Sará, Duró y Castro. El mal estado del terreno de juego, malogró jugadas de mérito de ambos equipos.  Aquí vemos una instantánea de ese duelo.

En esa misma temporada (1954-55), ambos equipos se clasificaron para la Fase de Ascenso a Primera División y volvieron a enfrentarse en Buenavista el 22 de mayo de 1955.  Ese día se produjo la mayor goleada a favor de los asturianos en sus duelos frente al Real Zaragoza ya que el equipo carballón se impuso por un contundente 6-0 con tres goles de Sará (uno de ellos de penalti), dos de Parajón y uno de Castro.  De nada le sirvió este resultado al Real Oviedo ya que finalizó la liguilla en tercera posición por detrás Espanyol y Real Sociedad que fueron los dos equipos que consiguieron el ascenso a Primera ese año.  El Real Zaragoza se tomó cumplida venganza del 6-0 en el partido de ida y en Torrero infringió un contundente 7-0 a los oventenses que dejaba a estos sin opciones de ascenso.   Así lo reflejaba en imágenes el Semanario Gráfico Marca:

Con ambos equipos de nuevo en el Grupo Norte de Segunda División, el 15 de abril de 1956 el Real Oviedo se imponía en Buenavista al Real Zaragoza por 2-0, en la penúltima jornada de la Liga regular.  Hubo lleno en Buenavista, a pesar del enorme temporal de aguas, y una pita de época al Zaragoza como represalia por lo que le ocurrió al Oviedo en Torrero en los dos últimos partidos disputados allí por el equipo asturiano.  Marcaron Durán y Alsúa para el Oviedo que gracias a la derrota de Osasuna se ponía líder de su grupo a falta de una jornada.  Pero el conjunto oventense no supo aprovechar su oportunidad en la última jornada ya que no pasó del empate en la Creu Alta frente al Sabadell y quedó relegado al segundo puesto, por detrás de Osasuna que logró el ascenso directo tras imponerse por 4-0 al Sestao. 

El Oviedo se tuvo que conformar con jugar la Liguilla de ascenso, al igual que el Zaragoza, que había finalizado tercero en la Liga regular.  En dicha Liguilla, ovetenses y zaragozanos se volvieron a enfrentar en Buenavista el 20 de mayo de 1956.  El partido finalizó con victoria aragonesa por 0-1, gracias a un gol de Avelino Chaves a los 4 minutos del segundo tiempo.  El partido fue bronco y estuvo suspendido durante veinte minutos tal y como refleja la crónica del Diario Marca:

El Real Zaragoza acabaría ascendiendo a Primera División mientras que el Real Oviedo se quedaba una temporada más a las puertas del ascenso.

En la temporada 1958/59 se vuelven a ver las caras Oviedo y Zaragoza en Primera División, concretamente el 12 de abril de 1959 y curiosamente, también en la penúltima jornada de la Liga.  Se impusieron en esta ocasión los asturianos por un claro 4-1 con goles de Duca (en propia meta), dos de Romero y Sánchez Lage para el Oviedo, y de Mauro para el Real Zaragoza.

En la siguiente temporada, también el Primera División, se producía una nueva goleada del Oviedo, el 20 de diciembre de 1959.  Los asturianos se impusieron, ya el en nuevo estadio Carlos Tartiere por un contundente 5-0 con goles de Sande, Izeta, Lalo, Sánchez Lage y Artabe para el Real Oviedo.   Reija del Zaragoza y Paquito del Oviedo, se tuvieron que retirar lesionados a los 85 minutos tras un encontronazo. 

Un año más tarde, el 4 de diciembre de 1960, nueva victoria del Oviedo por 3-0 sobre el Zaragoza en la jornada 12 del Campeonato de Liga de Primera División.   Marcaron los goles oventenses Artabe y Hermes González, éste último por partida doble. 

Por fin llegaría una nueva victoria zaragocista en tierras asturianas, en la temporada 1961-62.  En el panorama empezaba a asomar el temible equipo de "Los Cinco Magníficos" y el 25 de febrero de 1962 el equipo blanquillo dirigido por César Rodríguez se impuso en el Carlos Tartiere por 0-2 con doblete de Carlos Lapetra.  Aquí podemos ver un par de fotos de este partido publicadas por el Semanario Gráfico Marca:

No corrió la misma suerte el Zaragoza en la siguiente temporada.  El 13 de enero de 1963 un solitario gol del Sánchez Lage para el Oviedo al borde del descanso, otorgaba una nueva victoria por 1-0 de los asturianos sobre el Zaragoza.

En la jornada 8 de Primera División de la temporada 1963-64, el 10 de noviembre de 1963, nueva victoria del Real Oviedo, en esta ocasión por 2-0, con goles de Miguel y Girón para los asturianos.  Aquí tenemos la ficha técnica del partido:

El siguiente duelo entre ambos equipos en el Carlos Tartiere se produjo el 20 de mayo de 1964 en partido correspondiente a los Cuartos de Final (vuelta) de la Copa del Generalísimo.   El partido fue un mero trámite ya que el Real Zaragoza se había impuesto por un contundente 6-0 en el partido de ida disputado tres días antes en La Romareda.  En el Carlos Tartiere el resultado final fue de 3-3 con goles de Maxi Peláez, José María y Miguel para el Oviedo y de País, Canario y Santos para el Real Zaragoza.  El Zaragoza accedía a los Cuartos de Final de un torneo en el que acabaría siendo Campeón unos días más tarde tras imponerse en la final al Atlético de Madrid por 2-1.

El 7 de marzo de 1965 nuevo enfrentamiento en Primera División con el resultado de 2-0 para el conjunto asturiano, con goles de Icazurriaga y José María.  El Diario Marca titulaba: "Cero a los cinco petardos", en referencia a la mala actuación de los Cinco Magníficos.  Mala actuación también del colegiado, señor Carbelo, que anuló dos goles a los locales y careció de autoridad: 

Con el descenso del Real Oviedo a Segunda División en la temporada 65/65, asturianos y aragoneses no se volvieron a ver las caras en el Carlos Tartiere hasta la temporada 71/72, coincidiendo con el descenso del Real Zaragoza a Segunda.  Fue un partido con historia curiosa. Los partidos correspondientes a la jornada 15 de esa temporada habían sido aplazados de tal forma que dicha jornada se disputaría tras la marcada como última en el calendario, es decir, el 1 de junio de 1972. De esta forma, el Zaragoza se medía al Real Oviedo en la penúltima jornada, el 21 de mayo de 1972. A ambos equipos les iba de perlas el empate para la consecución del objetivo. La amistad entre las directivas de Zaragoza y Oviedo hizo que se "recomendase" a los jugadores que con un empate el Zaragoza sólo dependía de sí mismo en la última jornada. Pero, a los cuatro minutos y medio de partido, Galán, delantero centro ovetense, remató a las mallas un centro de Javier desde la banda derecha.  En la siguiente imagen podemos apreciar el momento del gol.


El capitán Violeta que según dicen fue el único que no estaba de acuerdo con el "apaño", montó en cólera y se dirigió al banquillo contrario a increpar duramente al entrenador asturiano. El caso es que el portero y los defensas del Oviedo, que eran los menos goleados de la División, no estaban por la labor de dejarse empatar. Lombardía lo paraba todo, los postes, la mala suerte.... Hasta que en el minuto 87, tras una magnífica intervención de Lombardía, se forma un enorme barullo en el área ovetense y Luis Costa, oportuno, tira y marca. A Violeta casi le da un ataque de nervios, e incluso jugó los últimos minutos de delantero centro, para intentar ganar el partido. El caso es que seguían necesitando que el Oviedo (matemáticamente ascendido) lograse empatar en Elche, para así asegurar el ascenso, pues sorprendentemente el Castellón, otro de los aspirantes, había ganado en Santander. Según cuentan, conseguir ese empate costó aproximadamente 800.000 pesetas. En la última jornada se cumplieron las expectativas y tanto Real Zaragoza como Real Oviedo conseguían, junto al Castellón, el ascenso a Primera División.  Me ha parecido curiosa esta viñeta de Marca:

Ya con ambos equipos de nuevo en Primera División, el 25 de febrero de 1973, el Real Oviedo se imponía al Real Zaragoza en el Carlos Partiere por 2-0 en la jornada 22 con dos goles de su delantero centro Marianín.  

Nueva victoria del Real Oviedo el 14 de abril de 1974, en esta ocasión por la mínima diferencia (1-0). Tarde lluviosa y terreno de juego resbaladizo.  A los 23 minutos de la segunda parte se lesionó el guardameta zaragocista Manolo Nieves, pero tuvo que continuar en el campo porque ya se habían realizado los dos cambios.  Un gol de cabeza de Marianín a los 39 minutos del primer tiempo fue suficiente para el 1-0 definitivo.  

El Real Oviedo bajó de nuevo a Segunda División al finalizar esa temporada (73/74), aunque tan solo tardó un año en recuperar la máxima categoría.  Se volvería a ver las caras con el Real Zaragoza en el Carlos Tartiere el 1 de febrero de 1976 y, para no perder la costumbre, nueva victoria del equipo carballón por 2-0.  Dos goles de Galán y Marianín en los 12 primeros minutos de juego, fueron suficientes para sentenciar el choque. 

En la temporada 1976-77 no coincidieron en ningún partido debido al nuevo descenso del Real Oviedo.  Si que lo hicieron en la temporada 1977-78 ya que el Real Zaragoza había descendido esa temporada a la categoría de plata del fútbol español.  Y, como no, nueva victoria del Real Oviedo el 15 de enero de 1978, en esta ocasión por 3-0.  En tarde fría y lluviosa y con el terreno de juego en malas condiciones.  Marcaron para el Oviedo Bartolotta, Tensi y Alarcón y el portero zaragocista Nieves, tuvo que ser sustituido a los 66 minutos por Junquera debido a una lesión.  Seguía la suerte esquiva a los zaragocistas en sus desplazamientos al Principado. 

El Real Zaragoza, tras un año en Segunda, ascendía de nuevo a Primera División, mientras que el Real Oviedo no consiguió el ascenso hasta la temporada 1988/89.  Por tanto, casi 10 años después volvían a enfrentarse en el Carlos Tartiere asturianos y aragoneses.  Fue en la séptima jornada del Campeonato de Liga de Primera División, el 16 de octubre de 1988.  En esta ocasión no hubo victoria local, como venía siendo habitual en los anteriores duelos.  El resultado final fue de 1-1 con goles del "paquete" Higuera para el Zaragoza a los 22 minutos del primer tiempo y de Juliá para el Real Oviedo a los 31 minutos del segundo.  El jugador paraguayo del Oviedo Hicks, estrelló un balón en el larguero antes de ser expulsado.  El colegiado Mazorra Freire, tuvo que ser escoltado al retirarse a los vestuarios.

En la temporada 1989/90, Oviedo y Zaragoza se vieron en dos ocasiones las caras en el estadio Carlos Tartiere.  En primer lugar en partido correspondiente a los Octavos de Final (ida) de la Copa del Rey, el 8 de noviembre de 1989.  Tras 27 años sin ganar en Oviedo, el Zaragoza lograba la victoria por 0-1 gracias a un gol de Juanito de penalti a los 23 minutos del primer tiempo. 

Esa misma temporada, ya en el Campeonato de Liga, regresaba el Zaragoza al Carlos Tartiere en la jornada 35, celebrada el 22 de abril de 1990.  En esta ocasión hubo reparto de puntos (2-2) y los autores de los goles fueron Carlos y Sarriugarte para el Real Oviedo y de Villarroya e Higuera para el Real Zaragoza.  El árbitro dejó de señalar un claro penalti sobre el oviedista Carlos cuando el marcador reflejaba 2-1 para los asturianos. 

En la tercera jornada de Primera División de la temporada 1990-91, el 16 de septiembre de 1990, el Real Oviedo lograba una nueva victoria por 2-1.  El conjunto asturiano dejó encarrilada su victoria en el primer tiempo con dos goles de Bango y Carlos, que respondían de esta forma a la llamada del seleccionador nacional Luis Suárez.   En la segunda parte, Pardeza se aprovechó de un barullo en el área para marcar el gol zaragocista. 

La siguiente cita entre Oviedo y Zaragoza en el Carlos Tartiere se produjo el 23 de febrero de 1992, en la jornada 23 de la Liga 1991-92 de Primera División.  Y de nuevo se repitió el resultado de la temporada anterior, 2-1, con una gran actuación del guardameta ovetense Viti.  Los goles fueron logrados por Jankovic y Vinyals para el Real Oviedo y por el argentino Dario Franco para el Real Zaragoza.  Andújar Oliver, el colegiado del encuentro, dejó a los locales con diez a los 69 minutos tras expulsar a Jankovic.

En la temporada 1992-93 de nuevo coincidieron Oviedo y Zaragoza en las competiciones de Liga y Copa.  Primero se produjo el duelo liguero, en la jornada 23, disputada el 14 de febrero de 1993. Victoria sin paliativos del Real Oviedo por 4-1 con dos goles de Carlos (uno de penalti) y otros dos de Jankovic para el Real Oviedo.  El gol del Real Zaragoza lo marcó Pardeza con una espectacular chilena a la escuadra.

Justo dos meses más tarde, el 14 de abril de 1993, el sorteo emparejaba a Real Oviedo y Real Zaragoza en los Cuartos de Final (vuelta) de la Copa del Rey.  En el partido de ida disputado en La Romareda el 24 de marzo, el resultado fue de empate a un gol.  Por tanto, el Oviedo partía con cierta ventaja en la vuelta y más conociendo los antecedentes de ambos equipos en el Carlos Tartiere.  Hacía 47 años que el Oviedo no se clasificaba para una semifinales de Copa y esta era una buena oportunidad para conseguirlo.  Se adelantó en el marcador gracias a un gol de Carlos a los 38 minutos del primer tiempo, pero en la segunda parte, dos goles de los zaragocistas Dario Franco y José Aurelio Gay, le daban la vuelta al partido y a la eliminatoria dejando el marcador final en 1-2 y al Real Zaragoza en las semifinales de la Copa.  Ese año el Real Zaragoza alcanzó la final del torneo, perdiendo frente al Real Madrid por 2-0 en el estadio Luis Casanova de Valencia.

En el año 1993 Oviedo y Zaragoza jugaron tres partidos en la Carlos Tartiere, los dos comentados anteriormente (Liga y Copa) y el correspondiente a la jornada 9 de la Liga 1993-94.  Este partido se disputó el 31 de octubre de 1993 y como venía siendo costumbre en los partidos de Liga, el Real Oviedo se impuso por 2-1 por dos goles de Carlos para los asturianos y de Miguel Pardeza para el Real Zaragoza.  Era la primera victoria del Oviedo en su terreno en esa temporada.  En la imagen del Diario Marca, Jokanovic y Aguado disputan un balón.

El 19 de febrero de 1995 se produjo el siguiente enfrentamiento entre Real Oviedo y Real Zaragoza en el Carlos Partiere.  Se impuso el conjunto local por 2-1.  Manel abrió el marcador para los azulones a los 4 minutos del segundo tiempo.  Empató Poyet para el Real Zaragoza 11 minutos más tarde al rematar un córner de cabeza.  A falta de un minuto para el final del partido, Robert Prosinecki marcó un golazo tras ejecutar un golpe franco directo por toda la escuadra. 

El 21 de enero de 1996, y tras seis años sin lograr puntuar en el Carlos Partiere, el Real Zaragoza arañó un empate (1-1). A los 12 minutos del primer tiempo, Santi Aragón adelantó en el marcador a los años con un gol de falta directa. Un minuto antes del descanso, Berto empujó un balón rechazado en corto por Juanmi tras cabezazo de Dubovsky y establecía el empate que sería definitivo.  El entrenador ovetense, Ivan Brzic, lograba salvar el pellejo de su destitución. En el Oviedo debutó Onopko. 

El 4 de mayo de 1997, en la jornada 36 de la Liga 96/97, el Real Oviedo lograba una nueva victoria sobre el Real Zaragoza al imponerse por 1-0 gracias a un gol de su delantero centro Oli a los 74  minutos de partido.  Los ovetenses, dirigidos por Novo, lograban una victoria fundamental para salir de pozo de la Promoción de descenso a Segunda.  

El 17 de enero de 1998 el triunfo del Real Oviedo sobre el Real Zaragoza fue mucho más contundente, 3-0, terminando así con una mala racha de siete jornadas sin ganar en la Liga 97/98.  En una tarde lluviosa en el Carlos Tartiera, el conjunto maño, dirigido por Luis Costa,  volvía a ejercer de nuevo como "efecto aspirina" para los carballones.  El argentino Pompei marcó dos goles, el segundo de penalti.  El otro fue obra de Peter Dubovsky, tras recibir una asistencia de Juan González. 

El Real Zaragoza, que no lograba la victoria en partido de Liga en Oviedo desde la temporada 1961/62, rompía por fin su maleficio el 25 de abril de 1999 al lograr imponerse por 1-2 en el Carlos Tartiere.  El conjunto local atravesaba una mala racha en la Liga, en la que tan solo había logrado 4 de los últimos 27 puntos disputados.  Los goles no llegaron hasta los últimos diez minutos de partido.  El primero, para el Zaragoza, fue logrado por Bango en propia meta al desviar un disparo del "Toro" Acuña.  Tres minutos más tarde, el serbio Milosevic lograba el 0-2 tras una gran jugada personal.  Ya en el tiempo descuento, Dely Valdés lograba el gol del honor para el Oviedo. 


En la siguiente temporada, el 23 de enero de 2000, el Oviedo volvía a recuperar la tradicional senda de la victoria en sus partidos frente al Real Zaragoza y gracias a un gol de penalti transformado por Dely Valdés lograba una victoria mínima (1-0).  La anécdota del partido la protagonizó el entrenador ovetense, el mítico Luis Aragonés, que recibió un balonazo involuntario en la cara que le rompió las gafas.  

Ese mismo año, pero en la siguiente temporada, se enfrentaron de nuevo Oviedo y Zaragoza el 1 de octubre de 2000.  Dos goles en la primera parte de los ovetenses Losada e Ivan Ania y uno en la segunda del defensa zaragocista Pablo Díaz, dejaron el marcador en 2-1. Tras esta derrota, el Real Zaragoza, que no había comenzado nada bien la temporada, destituyó a su entrenador, Juan Manuel Lillo.  Su sustituto sería Luis Costa, que esa misma temporada acabaría ganando la Copa del Rey tras vencer en la final disputada en el Estadio de La Cartuja de Sevilla al Celta de Vigo por tres tantos a uno.   El Real Oviedo, por su parte, corrió peor suerte al finalizar la temporada y no logró evitar el descenso a Segunda División.  Por el momento, esa fue su última temporada en la máxima categoría del fútbol español.

Con el descenso del Real Zaragoza a Segunda División, asturianos y aragonés se volverían a ver las caras en la categoría de plata en terreno asturiano el 23 de marzo de 2003, en partido correspondiente a la jornada 28.  El conjunto zaragocista, dirigido por Paco Flores, dio todo un recital en el Carlos Partiere y se impuso por 0-2 al Real Oviedo.  Cani, que realizó un gran partido, logró el primer tanto a los 15 minutos tras hacer la pared con Iban Espadas y fintar a varios jugadores rivales.  En el tiempo de descuento, minuto 94, el argentino Galletti culminaba una contra de Jesús Muñoz y establecía el 0-2 definitivo. 

Casi trece años tuvieron que transcurrir para que Real Oviedo y Real Zaragoza volvieran a enfrentarse en partido oficial en el Carlos Tartiere.  Tras varios años en el infierno de la Segunda División B, el conjunto asturiano regresaba a la Segunda División y se enfrentaba a su rival blanquillo el 10 de enero de 2016.   La victoria, en esta ocasión, correspondió el conjunto local que se impuso por 1-0 gracias a un gol de Toché a los 42 minutos del primer tiempo. El Zaragoza encadenaba cuatro jornadas sin conseguir la victoria y se alejaba a nueve puntos de las posiciones de ascenso directo.  

Ya por último, en la temporada pasada (2016/17), nos encontramos con el postrero enfrentamiento entre Real Oviedo y Real Zaragoza en el Carlos Tartiere.  Fue el 20 de mayo de 2017, hace apenas cuatro meses, cuando asturianos y aragoneses no pasaron del 0-0 inicial en un partido marcado por la polémica arbitral, ya que el colegiado, Figueroa Vázquez ¿os suena?, expulsó al portero zaragocista Álvaro Ratón tras sufrir un golpe a la salida de un córner.  El árbitro entendió que estaba perdiendo tiempo y le mostró la segunda cartulina amarilla que supuso su expulsión.  Posteriormente el TAD señaló la suspensión cautelar de esta sanción.  La vida sigue igual.......

Ya para finalizar señalaré que el resultado más repetido en los enfrentamientos entre Real Oviedo y Real Zaragoza en la capital del Principado de Asturias ha sido el 1-0, que se produjo en 6 ocasiones, seguido por el 2-1 y el 2-0 que sucedió 5 veces.  El mejor resultado a favor del Oviedo fue el 6-0 de la temporada 1954/55.  El partido con más goles el 5-4 de la temporada 1940/41 y el mejor resultado a favor del Real Zaragoza el 0-2 de las temporadas 1961/62 y 2002/03.

Estos han sido todos los goleadores de los 41 partidos disputados entre Real Oviedo y Real Zaragoza a los largo de la historia en la capital asturiana: