Ignacio ALUSTIZA Izaguirre

Ignacio Alustiza Izaguirre fue un defensa vasco, natural de Barakaldo, nacido el 22 de julio de 1931.  Falleció en el barrio de Burceña, de su localidad natal, el 28 de junio de 2008. Fue descubierto para el fútbol por su íntimo amigo Pablo Santurtun que lo presentó a una prueba en la Unión Deportiva Burceña de segunda regional, donde su entrenador "Cuadrado" lo hizo debutar tres días más tarde contra el Acero, estuvo cuatro años en dicho equipo, el último como jugador cedido del Athletic Club de Bilbao.  La temporada 1953-54 la comenzó entrenando con los de San Mamés, que contaba para el puesto de Alustiza con el internacional vasco Jesús Garay.  Fue cedido al Arenas de Getxo en Tercera División, quedando libre el 30 de junio, a pesar de la sensacional campaña realizada, actuaciones que fueron seguidas por el Real Zaragoza, que a través del intermediario Ángel Rodríguez "El Feo", lo firmó por un año junto a su compañero de equipo Josu Villabeitia.

Llegó al Real Zaragoza en la temporada 1954/1955 procedente del Arenas de Getxo, firmando un contrato por 80.000 pesetas anuales. Debutó con el Real Zaragoza el 12 de septiembre de 1954 en un partido frente al Caudal de Mieres en Asturias que finalizó con empate a cero.  Esa temporada disputó un total de 37 partidos y fue expulsado en tres ocasiones: el 31 de octubre de 1954 frente al Lérida; el 27 de febrero de 1955 frente al Real Avilés y el 22 de mayo de 1955 frente al Real Oviedo. 

Alustiza formó parte de una de las mejores defensas de la historia del conjunto aragonés junto a Torres y Bernad y fue titular prácticamente fijo durante las ocho temporadas que vistió la camiseta de la primera plantilla.  Fue seleccionado para la absoluta en tres ocasiones: Italia, Egipto y Grecia.   Posee la insignia de oro y la de oro y brillantes por sus cien y doscientos partidos en defensa de los colores blancos con los que sufrió una importante lesión en su rodilla izquierda. Al causar baja en el Zaragoza firmó dos años en la Unión Deportiva Levante, donde otra lesión de rodilla le obligó a dejar el fútbol. 

El defensa participó en el ascenso a Primera de 1956, el año anterior a la inauguración de La Romareda, y también en la plantilla que logró el tercer puesto en la Liga 1960-61, en la que formaban ya jugadores como Reija, Marcelino, Lapetra y Murillo, y en la que Alustiza jugó 29 de los 30 partidos del campeonato de Liga. 

15 de septiembre de 1957. Atocha: Real Sociedad-1 Real Zaragoza-1: De pie: Yarza, Manolín, Estiragues, Bernad, Alustiza, Garbayo y Las Heras. Agachados: Domingo, Wilson, Murillo, Moreno y Vila.


El futbolista vizcaíno disputó 222 partidos con el Real Zaragoza, 135 de ellos en Primera División y marcó un único tanto

18 de septiembre de 1960. La Romareda: Real Zaragoza-4 At. Madrid-1: De pie: Yarza, Benítez, Isasi, Alustiza, Reija, José Luis y Lasheras. Agachados: Miguel, Marcelino, Murillo, Duca y Carlos Lapetra.


Era un jugador elegante y veloz, que poseía un gran sentido de colocación y sabía sacar el balón jugado. Otra de sus cualidades era el magnífico cruce que poseía. Siempre fue un candidato a la selección nacional, pero nunca fue seleccionado. En el libro de Ángel Aznar, El largo camino hasta la Recopa, responde a un cuestionario del autor, y narra la siguiente anécdota tras un partido de máxima rivalidad entre el Oviedo y el Real Zaragoza, donde fue expulsado. "La policía nacional me llevó detenido a la comisaría de Oviedo, a donde fui acompañado por mi compañero Julio Bernad, pues, y y aquí el hecho: estando prestando declaración, se presentó 'otro' Alustiza interesándose por la oriundez de mi apellido, ya que él procedía de Logroño. ¡Hay que ver lo que tira la sangre!".