José María AMORRORTU Prieto

José María Amorrortu Prieto nació en Bilbao (Vizcaya) el 22 de julio de 1953.  Actualmente es director deportivo del Athlétic Club de Bilbao.  Es famoso por su trabajo con el fútbol base. Fue el encargado de esa faceta en el Athletic Club durante 7 años, siendo el descubridor del campeón del mundo Fernando Llorente en 1996. Y en el Atlético de Madrid durante 5 años; en este último club descubrió a jugadores que llegaron a jugar en Primera División como De Gea, Álvaro Domínguez, Koke o Pulido, entre otros.

Como técnico ha dirigido a varios equipos, la mayoría del País Vasco, incluyendo al Athletic Club y a la Real Sociedad.

Como jugador, se inició en las filas del S.D. Indauchu en la temporada 1971/72.  Posteriormente fichó por el C.D. Guecho (1972/73) antes de ser reclutado por el Athlétic Club de Bilbao, donde jugó 5 temporadas (1973-1978) en las que jugó 124 partidos y anotó 10 goles.

Llegó al Real Zaragoza en la temporada 1978/79 de la mano de Manolo Villanova, que lo reclutó para ser uno de los pilares de un equipo que acababa de regresar a Primera División. Debutó con el Real Zaragoza el 3 de septiembre de 1978 en la primera jornada de la Liga 1978/79 frente al Recreativo de Huelva en el Estadio Colombino (3-0).  Marcó el primero de sus diez goles en esta temporada en la cuarta jornada de Liga frente al Atlético de Madrid en La Romareda (4-3). En total jugó 44 partidos esta temporada (32 de Liga) y anotó 10 goles.

Permaneció durante otras 5 campañas en el club blanquillo (1978/1983). Su calidad, rapidez y desborde encandilaron pronto a la afición zaragocista. Vivió la mayor goleada histórica del Zaragoza con un 8-1 al Espanyol y se retiró con solo 29 años.  Su último partido como futbolista fue en La Romareda frente al Real Madrid el 19 de junio de 1983 en la ida de las semifinales de la Copa de la Liga.  Un auténtico partidazo que finalizó con 5-3 para el cuadro aragonés, aunque Amorrortu tan solo jugó el último minuto del partido sustituyendo a Ramírez.

En esas 5 temporadas como blanquillo jugó un total de 152 partidos (12.390 minutos) y marcó 22 goles.  Tan solo fue expulsado en una ocasión, el 11 de marzo de 1979 frente al Hércules en el José Rico Pérez (1-0).  Sus partidos como zaragocista acabaron con victoria en 65 ocasiones (42,76%), con empate en 29 ocasiones y con derrota en 58.

Una formación del Real Zaragoza en la temporada 1979/80: De pie: Guerri, Irazusta, Amorrortu, Camus, Oñaederra y Antic.  Agachados: Pichi Alonso, Lasa, Víctor, India, Juanjo


Tras colgar la botas al finalizar la temporada 1982/83 se inició como entrenador en el equipo zaragozano del Balsas de Ebro Viejo (1983/84), haciéndose cargo también esa temporada el equipo juvenil A del Real Zaragoza.  Según declaraba en una entrevista concedida al Periódico de Aragón el 2 de febrero de 2015 "En el Balsas me acuerdo que empezábamos a entrenar y yo iba de propio a Zaragoza desde Bilbao porque la ilusión que tenía era enorme. Para mí el Balsas es un equipo al que tengo mucho cariño. Luego me llamaron del Zaragoza para sustituir a García Andoaín, que había pasado del juvenil al Aragón"

Posteriormente regresó a su Vizcaya natal para dirigir a varios equipos: S.D. Iturrigorri, Baracaldo C.F., Selección de Vizcaya, Athlétic juvenil A, de nuevo la selección de Vizcaya (1992/95), Athlétic Club en Primera División (1995/96), S.D. Éibar (2003/04) y Real Sociedad (2004/06).  A partir del año 2006 se dedicó a ejercer labores de director del fútbol base en el Atlético de Madrid (2006-2011) y en el Athlétic Club (desde 2011 hasta la actualidad).