Pablo César AIMAR Giordano

Pablo César Aimar es un futbolista argentino nacido el 3 de noviembre de 1979 en Río Cuarto, Provincia de Córdoba, Argentina. De la mano de su padre, conoció el fútbol muy de cerca en su natal Rio Cuarto, junto a su hermano menor y amigos empezó a crear un talento de altísimo nivel, que a su corta edad repuntaba en elogios y se visualizaba en el a un futuro crack, fue asi como empezó su carrera deportiva en Asociación Atlética Estudiantes de Río Cuarto, y en base a su gran rendimiento y su proyección a futuro, fue y se probo a River Plate, y aunque paso las pruebas en esa ocasión, se devolvió a Río Cuarto al lado de sus padres. Daniel Pasarella meses mas tarde llamaría al padre de Pablo para pedirle que trajera de nuevo a su hijo, y fue asi como entro de manera oficial a las divisiones inferiores de River Plate. Luego paso a formar parte de las filiales de River Plate y rápidamente se convirtió en el ídolo del equipo. Debutó en primera división el 11 de agosto de 1996 en un equipo plagado de estrellas ya que meses antes habían conseguido la Copa Libertadores de América. Y metió su primer gol el 20 de febrero de 1998 cuando jugaba frente a Rosario Central. En su primer torneo Apertura consiguió meter cuatro goles.

En su paso por las selecciones juveniles de Argentina, fue Campeón Mundial Sub 20 junto con su amigo Juan Román Riquelme. Ocupa el puesto de media-punta o enganche, aunque también se puede desenvolver como segundo delantero.

La temporada 2000/01 fue fichado por el Valencia CF donde tuvo una fácil adaptación al fútbol europeo. Luego del pago de la cifra mas alta pagada por el Valencia en su historia, "Pablito" se afianzó instantáneamente en el esquema del técnico Héctor Cuper, fue así como el Valencia consiguió su pase a la final de la Liga de Campeones en Milán, final que perdió por penaltis contra el Bayern de Munich, fue una de las derrotas mas dolorosas según cuenta el propio Aimar. Sin embargo, con la llegada de Rafael Benítez a la dirección técnica del equipo, Pablo se afianzó en el equipo conquistando logros como la copa de la UEFA y dos veces la liga española. El 2002 fue uno de los mejores años en la carrera del jugador, ya que además de que el Valencia obtiene la liga, él se afianza como titular de la selección argentina de cara al mundial de Corea-Japón 2002 con Bielsa, y después del mundial, en los primeros días de Agosto, contrae matrimonio con la novia de toda su vida.

Su primer hijo nace en octubre de 2004 en Valencia. Ese mismo año en un partido contra Ecuador por las eliminatorias mundialistas, Aimar siente un fuerte dolor por una pubalgia solitaria, que padecería a lo largo de varios años y a la postre afectaría fuertemente su carrera. Además de los problemas de salud, bajo el mando de Claudio Ranieri, comienza también a tener notables problemas futbolísticos. Pablo Aimar finalmente sale de la institución valenciana donde vio lo mejor de su carrera.

En el verano de 2006 fichó por el Real Zaragoza, tras un desembolso de 12 millones de euros por parte de la entidad aragonesa, pasando a ser uno de los fichajes más caros en la historia del club e ingresando así en un equipo plagado de compatriotas. Debutó con el equipo aragonés el 27 de agosto de 2006 en un partido frente al Deportivo de la Coruña en Riazor (3-2).

En el primer año en el Zaragoza jugó 32 partidos, marcó 5 goles y dio 6 asistencias. En su segunda temporada acabó con 25 partidos, 3 asistencias y ningún gol. Pero estuvo lesionado la mitad de la misma y el Zaragoza perdió la categoría. Aimar, una vez que el Zaragoza dejó el máximo circuito decide dejar el equipo y buscar nuevos rumbos. En total disputó 57 partidos con el cuadro aragonés.

Fue transferido al Benfica de Portugal, conducido por Rui Costa, por la mitad de lo que había costado. En los primeros días de 2008, a causa de que el jugador solo había podido disputar, debido a las lesiones, la mitad de los minutos ligueros en Portugal con un rendimiento mediocre; el Benfica pidió explicaciones al Real Zaragoza, amenazando incluso con la denuncia ante los comités deportivos alegando una supuesta ocultación de datos en los informes médicos que el equipo maño había entregado al club de Lisboa.

Sin embargo conforme pasaron las semanas Aimar fue entrando en los partidos y durante la segunda parte de la temporada subió un poco su nivel logrando un gol en copa, otro en liga y numerosas asistencias incluyendo un pase de rabona de 40 metros.

El día 14 de septiembre, en Malasia, en las instalaciones del Johor Football Club el payito (apodo que se le dio por su padre, ex jugador de Belgrano apodado el payo) se presentó como el flamante refuerzo que el club necesitaba, en el que coincidió con Luciano Figueroa (otro jugador argentino, también ingresado al club el 5/12). Firmó un contrato por dos temporadas con opción a una más. El 21 de abril de 2014, el propio presidente confirma la baja del jugador debido a su irregular rendimiento, culpa en gran medida de las lesiones.

El 19 de diciembre de 2014 se confirma que participará de la pretemporada con River Plate en 2015 a partir del 4 de enero. El jugador llega libre procedente de Johor Darul Takzim FC. El 12 de febrero de 2015 fue operado en su tobillo derecho.

Su regreso se dio en la decimocuarta fecha del Campeonato de Primera División en la victoria de su equipo 2-0 frente a Rosario Central, ingresando a los 75 minutos en sustitución de Leonardo Pisculichi, sin embargo, ese sería el único partido que jugaría esa temporada, debido a que nunca encontró su nivel físico.

Con la Selección Nacional de Argentina, comenzó a destacar en la Copa Mundial de Fútbol Juvenil de 1997 en Malasia, aunque atrajo definitivamente la atención del público el día de su debut con el combinado absoluto cuando marcó un gol contra Liechtenstein en un partido de preparación para la Copa Mundial de la FIFA en 2002. En su paso por las selecciones juveniles de Argentina, fue campeón mundial sub-20 junto a jugadores como Leo Franco, Juan Román Riquelme o Esteban Cambiasso. En total disputó 52 partidos (8 goles) con la selección absoluta de su país.

El 15 de julio de 2015, tras no ser convocado para la Copa Libertadores y no encontrarse bien físicamente, decide retirarse profesionalmente del fútbol.

Cromos de Pablo AIMAR de mi colección particular