Xavier AGUADO Companys

Xavier Aguado Companys es toda una institución en la historia del Real Zaragoza. Nacido en Badalona (Barcelona), el 5 de junio de 1968, el catalán llegó al Real Zaragoza en la temporada 1990/91 procedente del C.E. Sabadell. Desde aquel momento empezó a convertirse en uno de los jugadores con más partidos (si no el que más) en toda la historia del Real Zaragoza.  Doce temporadas, 473 partidos y 29 goles.  Cifras al alcance de muy pocos jugadores.  También ostenta un récord negativo, no solo con el Real Zaragoza si no a nivel nacional, al ser el jugador que más veces ha sido expulsado en su carrera profesional: 21 veces.

 Pero quien mejor que el propio Xavi Aguado, en su página web, para que nos cuente su biografía:

"Nací en Badalona ciudad totalmente volcada con el Baloncesto ya que el Joventut es un histórico de este deporte y tiene una cantera envidiable. Como me gustaba mucho practicar deporte mis padres Higinio y Montserrat decidieron apuntarme desde bien joven a la escuela del Joventut.Sobre los 11 años mis padres decidieron ir a vivir a Tiana un pueblo idílico situado a 8 kilómetros de Badalona y tuve que utilizar el autobús para acudir tres veces a la semana a los entrenamientos. 

Ese ajetreo me hizo buscar la posibilidad de seguir practicando deporte cerca de casa y decliné la propuesta del Joventut de seguir enrolado en sus filas a pesar de que el director del Baloncesto Base insistió a mis padres que me auguraba un gran futuro en la entidad badalonesa.

Como no había Baloncesto federado en Tiana me apunte a los alevines del equipo de Fútbol siendo esa temporada el máximo goleador del equipo con 30 goles, jugaba de extremo derecha. Conforme iba creciendo los entrenadores me iba retrasando la posición y en el equipo infantil jugué de interior derecho y ya de Juveniles el Míster me colocó en la posición que acabé jugando siempre, de central.

En Tiana estuve jugando en todas las categorías hasta que con 17 años siendo juvenil que subieron al primer equipo que por aquel entonces (año 1985) estaba en la segunda regional catalana. En el año 1987 el entrenador del Tiana muy vinculado en su carrera al FC Badalona me propuso que hiciese una prueba con el por aquel entonces equipo de la Tercera División.Una tarde de Mayo jugué un partido amistoso en el campo de la Avenida de Navarra entre titulares y suplentes saliendome un gran partido.Después del mismo Rafa Granero entrenador del FC Badalona y mítico jugador del RCD Espanyol me propuso fichar para la temporada siguiente con ellos ante la sorpresa de mi padre que había acudido al amistoso y mia.

En Badalona me costó entrar a jugar de titular unas 8 jornadas y pude cuajar una temporada decente donde solo con la dureza de la pretemporada me di cuenta de lo complicado que era competir en categoría nacional.

Uno pensaba que seguiría jugando en dicha categoría sucedió una de las anécdotas más curiosas y decisivas en mi futura carrera profesional. Estaba mi padre que en paz descanse leyendo el diario Sport en la barra de la cafetería del club de tenis "EL CASINO" de Tiana y en la sección del CE Sabadell que había descendido aquella temporada de la primera división aparecía una entrevista al entrenador del mismo, Antonio De la Cruz. El titular de la misma era "necesito un central para completar la plantilla" y cuando lo leyó mi padre espetó en voz alta "pues podría llamar a mi hijo" en un tono jocoso delante de los amigos.

El camarero que escucho la frase de mi padre le comentó si quería decírselo directamente a De la Cruz ya que el era de León como el entrenador del CE Sabadellense y eran amigos de la infancia.

Mi padre aturdido por la coincidencia le comentó que lo había dicho en tono de guasa con los amigos ya que yo estaba jugando en tercera y estábamos hablando de un recién descendido equipo de primera división. El camarero llamó desde el teléfono de la cafetería y le puso al habla con mi padre, este le comentó lo sucedido y De la Cruz se quedó con mis datos. Mi padre como hubiese pensado cualquier persona entendió que De la Cruz había cumplido con el expediente en el que lo había metido su amigo de la infancia, pero la sorpresa fue cuando 20 días después llamó a nuestro domicilio el propio De la Cruz para informarnos que había recabado informes míos y estos aconsejaban hacerme una prueba en la pretemporada arlequinada. La sorpresa fue mayúscula pero a los pocos días de incorporarme a la pretemporada que se realizó en Super Spot del pirineo leridano me llamaron del CE Sabadell para decirme que entre los jugadores de la plantilla más los 12 que habían a prueba estaba el hotel lleno y que tendría que esperar. Toda la alegría se convirtió en tristeza aunque el destino propició que a la semana volviesen a llamar para advertir que un futbolista que estaba a prueba se había lesionado y que si subía en coche podría incorporarme la ultima semana del stage a prueba.Mi hermana con solo una semana de carnet de coche tuvo que afrontar una de las peores carreteras de curvas para llevarme con todo el cariño a una oportunidad de introducirme en el fútbol profesional. Al llegar vi a todos los futbolistas comiendo y casi todos los habia tenido en los cromos ya que entre que llevaban dos años en primera y los 10 fichajes que había acometido eran muy conocidos todos.

Lo pase muy mal en esa pretemporada era durisima y muy exigente en 7 días solo dormía, entrenaba y comia.

Jugamos algún amistoso pero al bajar de Super Spot jugamos un amistoso en l'Escala que al ser de tierra se adaptaba perfectamente a lo que estaba acostumbrado de siempre.En aquel encuentro vinieron todos los directivos del CE Sabadell y me salió un buen partido. Después del mismo De La cruz me dijo en petit comité que sería el único de los 13 que estuvimos probando que se quedaría.Al día siguiente jugábamos otro amistoso en campo del Sant Andreu y lo que son las cosas se me acercó Jose Luis Romero el coordinador del fútbol base del FC Barcelona y me comentó que me habían seguido y que querían que firmara un precontrato con el Barça B,en una !Servilleta!. Le comenté con mucha educación que había dado la palabra al CE Sabadell de que firmaría con ellos. Al día siguiente Jose Luis Romero se presentó en mi casa de Tiana para convencer a mis padres y le dijeron que yo había decidido cumplir con su palabra. Firmé y a los cuatro partidos sin ganar despidieron a Toño De la Cruz (no jugué ni un minuto en los cuatro encuentros) y contrataron a Jose Luis Romero, me quería morir. Pensé que tomaría represalias al no acceder a sus peticiones de ir al Barça B pero no fue así desde el primer momento contó conmigo y jugué la mayoría de partidos. Gran entrenador. Al año siguiente firmaron a otro técnico del Barça, Lluis Pujol y también cuaje una gran temporada hasta que en un partido que jugamos en Las Palmas el capitán del equipo Lino me llamó a la habitación para advertirme que hacían el sorteo del servicio militar en directo.

Mi objetivo que me tocara cerca de casa se vino abajo ya que salió Zaragoza, quien hubiese pensado lo que el destino me depararía tras ese sorteo.

El 20 de mayo de 1990 aterrice en la estación del portillo con destino al cuartel de Miralbueno y con la idea de convencer a los mandos de que trasladaran a un cuartel de Barcelona para poder seguir jugando en segunda a Con el CE Sabadell ya que por aquel entonces solo había dos equipos en Aragón donde poder jugar y estaban en segunda b el Huesca y el Binefar. Hablé hasta con el presidente de la Liga del Fútbol Profesional Pedro Tomás para que me declararan deportista de élite para que como tal pudiese decidir el destino militar. Al no haber sido internacional en ninguna categoría no se me pudo conceder dicha distinción y solo la audacia del secretario técnico Enrique Olorizara pudo hacer posible la cesión al Real Zaragoza por parte del club arlequinado. Un año de Cesión con opción de compra que se tendría que hacer efectiva antes del 1 de Enero del 1991. Se cumplía un sueño poder jugar en un equipo de la Primera División y encima en un historico. Sabía que sería difícil hacerse un hueco ya que por delante tenia a Pablo Alfaro, Julià, Fraile y Villanova, gente con mucho nombre en la categoría y muy queridos en Zaragoza. El primer encuentro fue en la antigua Atocha ante la Real Sociedad y estuve en el Banquillo, en aquel encuentro se lesionaron Fraile y Julià lo que permitió mi debut en la máxima categoría ante el Logroñes aunque fue con derrota.

Desde aquel día hasta el día 2 de febrero del año 2002 que me lesione de gravedad jugué un total de 473 partidos oficiales de los cuales 470 fueron de titular anotando 29 goles.Consegui ganar dos copas del Rey en 1994 y 2001 y la Recopa de Europa en el Año 1995.

Cromos de Xavi Aguado de mi colección particular